viernes, diciembre 2, 2022

Aprender de los errores de comunicación de mi empresa

La comunicación es vital para el buen funcionamiento de cualquier engranaje empresarial, pues de lo contrario existirán relaciones de trabajo débiles, un mal clima laboral y por ende, una mala imagen corporativa.

Cabe destacar que la comunicación empresarial se dirige a diferentes públicos, con los cuales se interactúa de manera interna o externa, por ejemplo, comunicación con empleados y accionistas, o medios de comunicación, clientes, organizaciones gubernamentales, etc.

La comunicación de la empresa es el puente entre la misma y su público por lo cual es importante que ésta sea óptima. La buena comunicación empresarial reduce riesgos, mejora la reputación y genera credibilidad.

La mala comunicación genera un mal ambiente laboral, desmotivación en los trabajadores, desconfianza y por lo tanto mal rendimiento. El diseño de una estrategia para este ámbito es importantísimo para el beneficio de cualquier empresa u organización, aumento de su capital y reputación corporativa.

¿Cómo identificar una mala comunicación empresarial?

Existen varios indicios de una mala comunicación en una empresa, como:

  • Se nota una evidente falta de motivación por parte de los trabajadores y colaboradores.
  • Se presentan conflictos en el lugar de trabajo.
  • Falta de compromiso.
  • Desconocimiento de los procesos internos y/o externos de la empresa.
  • Poca productividad.
  • Mayor rotación del personal.
  • Se presentan obstáculos en el flujo de la comunicación.
  • Insatisfacción por parte de socios, personal, colaboradores, clientes y el público en general.

¿Cómo contrarrestar los efectos de la mala comunicación?

Hay formas de frenar los efectos negativos que tiene la mala comunicación empresarial y corregirla sin necesidad de procesos complicados:

  • Abrir líneas de comunicación entre los empleados:

Deben existir procedimientos internos en la empresa destinados específicamente a la resolución de conflictos o dudas, desde colaboradores y socios, como con la directiva. 

Una forma práctica de aplicar esto es mediante un buzón de quejas y sugerencias, donde se puedan expresar los problemas con libertad, con la finalidad de establecer una conversación fluida entre los implicados.

  • Aumentar la conexión emocional:

Una parte fundamental de la buena comunicación dentro de una empresa es valorar el trabajo y aportación humana que dan los empleados, pues a través de juntas de motivación, boletines, eventos y reconocimientos se puede llegar a un vínculo emocional que involucra el capital humano y tomar en cuenta sus necesidades.

  • Transmitir los valores y la visión de la empresa:

Si bien toda empresa  apuntando al éxito tiene definida su visión y misión, no todas saben transmitir estos valores de manera correcta. Es importante que el trabajador se sienta identificado con la organización y se motive a llevar a cabo los propósitos de la empresa.

Lo primero en este caso es integrar al personal en la estrategia corporativa, permitiendo que exista retroalimentación y recompensa. Así mismo, la inclusión en eventos sociales o benéficos aumenta la realización y motivación a nivel más personal.

  • Informa a tus empleados:

Es de vital importancia crear sesiones informativas y/o manuales que permitan a los empleados mantenerse al día con los diferentes procesos de la empresa, de esta manera se brinda apoyo y conocimiento al personal.

Cuanto más informado esté un empleado, mejor será la comunicación y su rendimiento.

  • Fomentar el crecimiento de tus empleados dentro de la empresa:

La rotación constante de personal es una clara señal de un problema de comunicación y puede afectar a la empresa negativamente de varias formas. 

Lo primero es mejorar los procesos de reclutamiento, con una selección minuciosa, luego se debe facilitar una inducción o proceso de integración adecuados, y en cuanto a los empleados actuales, es necesario verificar los resultados de su productividad y valorarlos, ya sea con aumentos, flexibilidades horarias, reconocimientos, bonos, etc.

Los errores de comunicación se pueden corregir pero lo ideal es evitarlos de antemano; una empresa no puede sobrevivir mucho tiempo si existe una mala comunicación interna, pues esto repercute en la productividad, las ventas, la imagen y cualquier otro aspecto corporativo de la misma.

Artículos Relacionados

Síguenos

0SeguidoresSeguir

Últimas Noticias