martes, septiembre 27, 2022

Ventajas y desventajas de una startup

Podemos definir una Startup como una empresa de nueva creación, la cual comercializa productos o servicios apoyándose principalmente en las TICs (tecnologías de la información y la comunicación), siendo un modelo de negocio escalable, de rápido crecimiento y sostenible en el tiempo.

El apoyo en las TICs permiten que estos negocios escalen de forma rápida y con una necesidad capital inferior a los negocios “tradicionales”. Podemos decir de forma general que las startups se caracterizan por:

  • Enfocarse en el rápido crecimiento.
  • Desarrollar modelos de negocio innovadores.
  • Obtener financiación principalmente de inversores privados.
  • Operan con costes bajos o mínimos en comparación con otras empresas.
  • Su medio principal para darse a conocer en el mercado es internet, por lo cual se invierte bastante en profesionales del marketing online.
  • Buscan simplificar la prestación de servicios o la comercialización en general.
  • Se le da gran importancia al área de atención al cliente.
  • Evolucionan y se adaptan constantemente, tanto a las demandas actuales del mercado como a las innovaciones tecnológicas.
  • Asumir riesgos es una parte natural de este tipo de iniciativas comerciales, de los errores se aprende.
  • Las personas involucradas en este tipo de proyectos deben estar altamente calificadas, sea cual sea el rubro en el que se va a desarrollar.

¿Qué ventajas conlleva un startup?

Lo que anima a los inversores a este tipo de proyectos principalmente es la obtención de beneficios o ganancias en relativamente poco tiempo, además de las muchas posibilidades de expansión gracias a la utilización de TICs, con las cuales se reducen costos operativos con mayor alcance hacia el público.

Muchas startups incluso no requieren de un espacio físico para desarrollarse, ya que la gran mayoría del trabajo se puede hacer de forma remota y con relativamente pocos empleados, dependiendo del proyecto.

Las startups poseen además un organigrama horizontal y en constante desarrollo, lo cual implica mucha comunicación entre los empleados, aportación de ideas de forma significativa y una toma de decisiones bastante sencilla. De hecho, trabajar en una startup proporciona un sentido de pertenencia que difícilmente se adquiere en empresas más “tradicionales”, ya que las ideas que generan los trabajadores se toman realmente en cuenta, obteniendo los mismos mucha experiencia y aprendizaje profesional.

Estas empresas se caracterizan también por basarse en un sistema no jerarquizado, lo cual permite una comunicación más directa entre empleados y oportunidades de progreso dentro de las mismas. Incluso existen países donde este tipo de empresa conlleva beneficios fiscales.

¿Qué desventajas tiene una startup?

Si bien existen muchas ventajas, no hay que dejar de lado los aspectos negativos o problemáticos de estas iniciativas, como el punto de la constante evolución y adaptación, que puede convertirse en incertidumbre con cambios operacionales que generan inestabilidad a los trabajadores. 

Además, ya que generalmente operan con teletrabajo y se puede llegar a manejar incertidumbre, se da el caso de trabajar horas extras no remuneradas pues los horarios de oficina no están claramente definidos.

Los trabajadores de este tipo de empresas pueden correr el riesgo de obtener menor remuneración en comparación con empresas tradicionales, además de tener mayores responsabilidades que no están muy bien definidas.

El rápido crecimiento de estos proyectos puede requerir inversión durante varios años sin garantías de retorno a los inversionistas, se trata de una inversión en capital riesgo; esto conlleva a que muchos inversionistas presionen a los CEO de las startups para la obtención rápida de resultados.  

En general, las startups tienen sus altos y bajos, y no todas logran posicionarse a los primeros meses de su creación.

Startups y el marketing online

No es secreto para nadie que actualmente el marketing online representa una herramienta poderosa para hacer crecer un negocio, ya que la presencia online se ha vuelto una necesidad. Las startups no son excepciones, ya que requieren de una buena idea y una estrategia online exitosa.

La utilización de TICs les permite captar más fácilmente clientes en línea y generar ventas en su web o tienda online, apoyándose en la analítica web para refinar y perfeccionar su funcionamiento.

Podemos decir entonces que una startup no crece sin ir de la mano con una estrategia de marketing online adecuada y todos los aspectos que esta conlleva.

Artículo anteriorCampañas con influencers

Artículos Relacionados

Síguenos

0SeguidoresSeguir

Últimas Noticias